Te propongo esto:

26 Ago

Un día que vayas saliendo de tu casa, detente a observar todo lo que tienes a tu alrededor. Desde el teléfono que traes en tus pantalones o en tu bolsa (incluso tus mismos pantalones o tu misma bolsa), hasta las obras que tenemos por toda la ciudad o el avión o helicóptero que pasa encima de tu cabeza. Ahora te invito a imaginar cómo es que tu teléfono recibe llamadas y las contesta cuando picas o tocas ese botón verde; o cómo es posible que ese helicóptero de varias toneladas se mantenga en el aire al igual que un pajarito de unos cuantos gramos. Te puedes imaginar que hay cientos de mentes y cientos de manos detrás, ¿estás de acuerdo? Así que, ¿con cuál te identificas?

Vayamos en reversa. Tomemos… a tu compu esta vez. ¿Cómo llegó al estante de donde la compraste? Alguien te atendió y, muy posiblemente, fue el mismo con quien hiciste la compra. Pero la computadora no llegó sola (bueno, al día de hoy no pueden). Alguien la transportó, ¿no? ¿Y de donde llegó? Supongamos que la fabricaron aquí en México. Varias personas y —de seguro— varios robots la armaron. Sin embargo, tanto robots como personas debieron seguir un modelo para que cuando aprietes un botón, tu compu prenda y no solo oigas un triste “click”. ¡Ademas! OK. Hasta este punto, la pantalla prende, y oyes el disco duro girar, pero hay algo raro, ¿no? Sólo vez una pantalla vacía. Tu compu también necesita un sistema operativo para que… opere. Alguien tuvo que diseñarlo también, ¿o no?

Ahora, después de todo este proceso, ¿te has fijado que se puede hacer lo mismo con todos los objetos que te mencioné? Me dirás, “¿cuáles objetos, si estábamos hablando de mi compu?” Observa: el estante en el que tu compu estaba, el sistema que usó el vendedor para registrar tu compra, el camión de reparto, los robots en la fábrica, las piezas de la computadora, los ceros y unos, los modelados, las pruebas, la organización, los cálculos… ¿quién crees que pudo haber hecho alguna de estas labores? ¿te viste creando o mejorando alguno de esos productos? ¿te imaginaste aplicando en la vida diaria lo que descubrieron los científicos en sus batas blancas, y entendiendo cómo y por qué eso funciona en el día a día? Te vuelvo a invitar a que observes bien, esta vez adentro de tu cabeza si tu respuesta es si (y si incluso tu corazón se aceleró): quizá lo tuyo es la ingeniería.

Keep Calm And Carry On laptop sticker by Hu2 Design

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: